Una oferta del Instituto Alemán de Formación profesional Más información
Dmitry Gladchenko, Montador de instalaciones eléctricas

Sin la resolución de homologación, no habría encontrado empleo en la profesión en la que me formé.

Dmitry Gladchenko llegó a Alemania en 2011. Frustrado por un empleo ocasional, en mayo de 2013 decidió llevar a cabo procedimiento de homologación. Ahora ha conseguido el trabajo de sus sueños: montador de instalaciones eléctricas.

Mi consejo
No debes desanimarte. ¡Si te informas bien, te abrirás paso!
Perfil
Nombre
Dmitry Gladchenko
Edad
27
Profesión de referencia
Montador de instalaciones eléctricas
País de obtención del título
Kazajstán
Ejerce de
Montador de instalaciones eléctricas en la empresa Deutschen Bahn

Mi historia

„Para mí, la homologación supone que se abran muchas puertas. Tienes más oportunidades profesionales y derecho a opinar.“

En 2011, cuando emigró desde su país de origen, Kazajstán, siguiendo los pasos de su esposa hasta la localidad alemana de Nienburg an der Weser, Dmitry Gladchenko creía que encontrar trabajo en su país de acogida sería sencillo. “Trabajé como técnico y electricista en ferrocarriles y supuse que encontraría empleo con mi diploma traducido. Sin embargo, todo el mundo me rechazó”, recuerda Dmitry Gladchenko.

Por eso, al principio trabajó en una fábrica de ensaladas precocinadas y por la tardé iba a un curso de alemán. En un momento dado, unos conocidos le informaron de la posibilidad de homologar oficialmente su título profesional obtenido en Kazajstán. “Mis compañeros de trabajo no me alentaron demasiado. Decían que era complicadísimo conseguir la homologación. Pero como mi mujer habla alemán muy bien, me ayudó y nos pusimos a investigar el tema”.

Después de enviar sus documentos a la Cámara de Industria y Comercio de Hannover, Dmitry Gladchenko fue invitado a una entrevista personal para determinar cuál era la profesión de referencia alemana. Sin embargo, para obtener la homologación total debía realizar unas prácticas de seis semanas en una empresa.  “Después de las prácticas, obtuve la homologación total como montador de instalaciones eléctricas directamente, sin cualificación de adaptación ni prueba”, relata este padre de familia.

“El procedimiento se desarrolló sin complicaciones. Si no entendía algo por mis problemas con el idioma, incluso me traducían las cosas”, afirma Dmitry Gladchenko. Después de un total de tres meses, con la resolución de homologación en sus manos, por fin pudo solicitar un empleo, y fue contratado de inmediato por la Deutsche Bahn en Friburgo. Transcurrido un breve periodo de prueba, le hicieron un contrato indefinido. “Si no puedes trabajar en tu profesión, al final te acabas frustrando. Por eso, para mí no era concebible seguir sin la homologación. Mi objetivo era conseguir el trabajo de mis sueños en la Deutsche Bahn. Y qué quieres que te diga... ¡Lo he logrado!”.

Foto: © Portal „Anerkennung in Deutschland“/BIBB

La entrevista con Dmitry Gladchenko se produjo en septiembre de 2014. Para verlo en acción: El Ministerio de Asuntos Exteriores ha filmado una película con Dmitry Gladchenko en una obra.

Mi procedimiento en resumen

  1. En 2011, Dmitry Gladchenko llega a Alemania de Kazajstán. Posee un diploma y cuenta con experiencia profesional como técnico y electricista de ferrocarriles.
  2. Al principio consigue un empleo temporal en una fábrica y aprende alemán. Unos conocidos le informan de la posibilidad de la homologación.
  3. Con la ayuda de su esposa, Dmitry Gladchenko obtiene información acerca del procedimiento de homologación. En la Cámara de Industria y Comercio de Hannover le comunican cuál es su profesión de referencia alemana.
  4. Para conseguir la homologación total como montador de instalaciones eléctricas, debe realizar unas prácticas de seis semanas.
  5. Con su resolución de homologación, Dmitry Gladchenko solicita empleo en la Deutsche Bahn. Ahora trabaja ahí en la profesión de sus sueños.