Una oferta del Instituto Alemán de Formación profesional Más información
Lama Al Khouja, Farmacéutica

Puedo trabajar, ganar dinero y seguir construyendo mi vida.

En realidad, Lama Al Khouja solo vino hacer a hacer un máster a Alemania. Pero la guerra en Siria la obligó a quedarse. Después de una exitosa homologación, ahora trabaja como farmacéutica en Turingia.

Mi consejo
¡Haz unas prácticas además de la homologación! Así se mejora el idioma y la comprensión.
Perfil
Nombre
Lama Al Khouja
Edad
31
Profesión de referencia
Farmacéutica
País de obtención del título
Siria
Ejerce de
Farmacéutica

Mi historia

„Para mí, la homologación supone seguridad y puertas abiertas.“

Lama Al Khouja llegó a Alemania procedente de Siria en 2015 como becada del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Actualmente trabaja como farmacéutica en Turingia. Aprecia la seguridad que le da la homologación Lama Al Khouja llegó a Alemania procedente de Siria en 2015 como becada del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Actualmente trabaja como farmacéutica en Turingia. Aprecia la seguridad que le da la homologación profesional. También da gracias a sus colegas, que le han facilitado la integración. «Estoy satisfecha con mi trabajo y con mi vida aquí. Porque me apoyaron desde el principio. Algunos colegas se han convertido en amigos».

Originalmente había planeado su estancia de manera muy diferente. Lama Al Khouja llegó Alemania plenamente cualificada: Tenía un máster en bioquímica clínica y varios años de experiencia profesional como farmacéutica. Además, quería hacer un segundo máster en la Universidad de Jena. Se graduó con honores. Pero la guerra en Siria impidió su regreso. Ahora estaba claro: había que pensar en un plan B. «No podía regresar a mi tierra natal. Así que decidí empezar una nueva vida en Alemania. Porque hay trabajo, si quieres trabajar».

Sin embargo, no se le permitía trabajar como farmacéutica sin un permiso para el ejercicio profesional. Entonces, ¿que? Un amigo farmacéutico le habló del centro de asesoramiento local del programa de apoyo «Integration durch Qualifizierung (IQ)» (integración a través de la cualificación). Con la ayuda de un asesor, Lama Al Khouja solicitó en febrero de 2017 una  licencia para el ejercicio de la actividad como farmacéutica en la Oficina de la Administración del Estado de Turingia. Tuvo que pasar un examen de lenguaje técnico y una prueba de conocimientos para obtener su licencia para el ejercicio de la actividad profesional . Para prepararse, Lama Al Khouja participó en el APO-Online Professional. Se trata de una formación virtual para farmacéuticos inmigrantes. Esta formación comprende unidades de enseñanza de idiomas y unidades didácticas especializadas y se imparte principalmente a través de Internet. Así, Lama Al Khouja pudo conectar dos cosas: Hizo la formación y pudo trabajar como farmacéutica bajo supervisión al mismo tiempo. «Eso fue de gran ayuda para mí. Cuando tenía alguna pregunta, siempre podía dirigirme a las personas de contacto». Los exámenes fueron organizados por la Oficina de la Administración del Estado de Turingia y tuvieron lugar en la Cámara Estatal de Farmacéuticos. Lama Al Khouja pasó las pruebas con soltura. Solo dos meses después recibió su licencia para el ejercicio de la actividad profesional . Esto le abrió el camino para trabajar como farmacéutica en Alemania.

Para Lama Al Khouja, tener que estudiar tanto supuso un reto. En Siria ya había asistido a cursos de alemán y había alcanzado el nivel B1. Aquí continuó sus estudios por su cuenta y aprobó el examen C1 en el Instituto Goethe de Erlangen. Pero no solo aprendió alemán. También se familiarizó con las leyes y reglamentos alemanes, así como con el lenguaje técnico de los farmacéuticos. La profesión lleva el mismo nombre en Siria y Alemania. «Pero no puedes simplemente transferir el título. Por ejemplo, los farmacéuticos en Siria pueden cambiar de fabricante cuando dispensan medicamentos. Para ello, a veces es necesario consultar con el médico. Las reglas y reglamentos son diferentes».

En la actualidad, Lama Al Khouja tiene un puesto fijo en una farmacia de Hermsdorf, Turingia. En esta farmacia ya había trabajado como farmacéutica bajo supervisión durante medio año. Un buen trampolín para su carrera profesional en Alemania: «Ahora tengo una base aquí. Puedo trabajar, ganar dinero y seguir construyendo mi vida». Lama Al Khouja mantiene la mirada fija en su doctorado. 
 

Fotografía: © Portal “Anerkennung in Deutschland”/BIBB: Robert Funke

La conversación con Lama Al Khouja tuvo lugar en mayo de 2018. En el procedimiento de homologación, la asesoraron y apoyaron el Centro de Información y Asesoramiento para el Reconocimiento de Turingia Oriental de la Bildungswerk der Thüringer Wirtschaft (BWTW) e. V. como parte de la red IQ Turingia, el subproyecto IQ APO-Online y la Cámara de Farmacéuticos de Turingia (LAKT).

Mi procedimiento en resumen

  1. Lama Al Khouja llega a Alemania en 2015 como becada del DAAD. De Siria trae un máster en bioquímica clínica y varios años de experiencia profesional como farmacéutica
  2. Realiza un segundo máster en Alemania. Sigue estudiando alemán y alcanza el nivel C1.
  3. En el asesoramiento de IQ, Lama Al Khouja se informa sobre la licencia para el ejercicio de la actividad profesional. Para preparar la prueba de conocimientos, participa en una cualificación virtual para farmacéuticos.
  4. Además de esta cualificación, Lama Al Khouja trabaja ya como farmacéutica bajo supervisión
  5. Lama Al Khouja aprueba el examen, recibe la licencia para el ejercicio de la actividad profesional y consigue un trabajo fijo como farmacéutica. Su próxima meta es un doctorado.