Técnico en mecatrónica de vehículos - Bashkim Maksutaj

Persona retratada sentada mira a la cámara. Al fondo se ve un taller.
Bashkim Maksutaj

¡Ahora tengo todas las puertas abiertas!


Gracias a la homologación, ahora puedo trabajar en mi profesión y obtener la maestría.


Bashkim Maksutaj se mudó a Kiel en noviembre de 2016 junto con su esposa. Casi un año después, este técnico en mecatrónica de vehículos formado en Kosovo obtuvo la homologación total.


Nombre Bashkim Maksutaj
Edad 28
Profesión de referencia Técnico en mecatrónica de vehículos
País de obtención del título Kosovo
Ejerce de Técnico en mecatrónica de vehículos

Para mí, la homologación supone...

... una vida mejor, ya que ahora estoy totalmente integrado.


Mi consejo

Tomárselo en serio y estar motivado, ¡seguro que lo consigues!


A finales de 2016, Bashkim Maksutaj dejó su país de origen, Kosovo, siguiendo los pasos de su mujer, que ya vivía en Kiel, Alemania. Obtuvo su título en Mecatrónica de vehículos en 2008 y ya llevaba unos años trabajando en su profesión. Por eso, suponía que no tendría ningún problema para trabajar en Alemania. «Esperaba encontrar un buen trabajo rápidamente. Pero sin la homologación de mi formación profesional era complicado».

Este joven de 28 años no tardó en meterse de lleno en el tema de la homologación profesional. Pese al curso de idioma que aprobó en Kosovo y a otro curso que realizó en Alemania, el alemán seguía dándole problemas. Por eso, su mujer buscó en Internet y concertó una cita con el órgano competente, la cámara de artesanos de Lübeck. En una reunión de asesoramiento con Sabrina Dücker, Bashkim Maksutaj obtuvo toda la información necesaria y presentó la solicitud de homologación en enero de 2017. Las tasas del procedimiento las asumió el comité de homologaciones de la oficina central de fomento del Forschungsinstitut für Betriebliche Bildung (f-bb). «Eso supuso una gran ayuda. Sin la resolución de homologación habría resultado problemático», relata este joven de 28 años.

En abril, Bashkim Maksutaj obtuvo la resolución de homologación parcial de su profesión. Para poder obtener la homologación total tuvo que aprobar unas prácticas. Tardó medio año en encontrar un lugar adecuado para realizar las prácticas. Fueron tiempos difíciles para este joven ambicioso. «Todo el papeleo y la larga espera hasta que encontré un puesto de prácticas supusieron un gran desafío. Y el idioma seguía siendo un obstáculo. Pero mi mujer y la asesora de la cámara de artesanos me ayudaron».

Las prácticas resultaron ser todo un golpe de suerte. Y es que al mismo tiempo eran un periodo de prueba tras el cual Maksutaj podía conseguir un empleo fijo. El único requisito era la homologación total. Ahora, las cosas tenían que ir rápido. Una vez más, se puso en contacto con su asesora en la cámara de artesanos de Lübeck y presentó la solicitud de equivalencia total, que le certificaron poco tiempo después. «El trato que recibí en la cámara de artesanos fue estupendo. Me dieron información de gran ayuda y mi asesora se ocupó de que la tramitación fuera rápida». Y los costes de la solicitud posterior también los asumió el comité de homologaciones.

En abril de 2018, Maksutaj empieza a trabajar como técnico en mecatrónica de vehículos en una prestigiosa empresa, y ya no lo hace como alumno en prácticas. Casualmente, le surgió una entrevista de trabajo en otro sitio, en la que este joven de 28 años impresionó con sus habilidades y su compromiso. Está contentísimo y ya tiene ganas de empezar a trabajar. «Para mí, es una vida mejor. Me siento integrado». Y ya se ha planteado su próxima meta. Quiere obtener un título de formación continua de maestro en tecnología de vehículos. Gracias a la homologación, nada se lo impide.

Fotografía: © Portal „Anerkennung in Deutschland“/BIBB: Robert Funke

La entrevista con Bashkim Maksutaj se produjo en noviembre de 2017. Durante el procedimiento de homologación obtuvo el asesoramiento y la ayuda de la cámara de artesanos de Lübeck. Los costes del procedimiento de homologación se financiaron por medio de una subvención para la homologación.