Técnica especializada en tratamiento de aguas residuales - Margareta Marek

Una joven trabaja en un laboratorio
Margareta Marek

Es el sueño de todos


Para mí, la Ley de Homologación de Títulos llegó en el momento justo.


En Polonia, Margareta Marek se formó como técnica en protección medioambiental. En Alemania era una madre soltera sin formación y sin empleo. Hoy, esta joven de 34 años vuelve a trabajar en su profesión gracias a la Ley de Homologación de Títulos.


Nombre Margareta Marek
Edad 34
Profesión de referencia Técnica especializada en tratamiento de aguas residuales
País de obtención del título Polonia
Ejerce de Técnica medioambiental

Para mí, la homologación supone...

... poder trabajar en mi profesión, ganar dinero y no tener que depender de ayudas.


Mi consejo

¡No tirar la toalla! Y es que la vida suele ser así: cuando estás a punto de tirar la toalla, surge una solución.


“Por fin tengo un trabajo de verdad y voy adquiriendo experiencia”, afirma alegre Margareta Marek. Hace tres años, esta joven polaca no creía que llegaría tan lejos. La Ley de Homologación de Títulos es la responsable de que lo haya conseguido.

Y es que en Polonia se había formado en una profesión. Margareta Marek tiene el título de técnica en protección medioambiental, aunque en Alemania esa profesión no existe. Tras su divorcio en 2012, era una joven mujer divorciada con un hijo pequeño en Alemania. Y sin trabajo. “En la oficina de empleo, primero me recomendaron trabajar como administrativa”, relata. Pero enseguida tuvo claro que eso no era para ella. Hoy puede volver a trabajar en su verdadera profesión, y todo gracias a la Ley de Homologación de Títulos, que entró en vigor en 2012. Esta ley facilita la homologación de cualificaciones profesionales obtenidas en el extranjero. Para esta joven desempleada, llegó en el momento justo. “De repente, surgió una oportunidad para mí”, afirma. “Aunque no lo pareciera en un principio”.

Margareta Marek cree que lo mejor de la formación profesional dual alemana es su orientación práctica. En cambio, ella prácticamente solo había aprendido la teoría de su profesión. Ese fue el problema cuando decidió solicitar la homologación de su formación en Alemania. Con la ayuda de su asesor en la oficina de empleo, se propuso homologar el título de “técnico en tratamiento de aguas residuales”, la profesión alemana que más se parece a su título de técnico en protección medioambiental. Como le faltaba la parte práctica, en un principio obtuvo una resolución de equivalencia parcial de la IHK FOSA (Foreign Skills Approval). Se llevó una gran decepción. Sin embargo, gracias a la Ley de Homologación de Títulos, ahora tenía la posibilidad de compensar las diferencias fundamentales en el plazo de cinco años. Eso significaba que, tras unas prácticas de 10 meses, podía conseguir la homologación total.

Margareta Marek se lanzó a la piscina. Estuvo medio año buscando hasta que encontró una plaza de prácticas en los servicios municipales de Nortorf, a pocos kilómetros de Neumünster. “La vida suele ser así. Cuando estás a punto de tirar la toalla, surge una solución”. Una solución que resultó ser mucho mejor de lo que esperaba. Durante las prácticas, Margareta Marek lo hizo tan bien que los servicios municipales la contrataron el 1 de mayo de 2015. “Desde entonces ya no estoy en el servicio de empleo y ya no necesito una prestación”, afirma orgullosa. “Es el sueño de todos: trabajar en tu profesión, ganar dinero y no tener que depender de ayudas”. Pero para ella lo más importante son los compañeros de trabajo, quienes la han aceptado y apoyado desde el principio. “He conocido muchas personas buenas y simpáticas, y estoy orgullosa de poder trabajar con ellas”.

Fotografía: © JOBSTARTER / Markus Mielek

Este artículo es un extracto del folleto “Aus- und Weiterbildung fördern – Programme und Initiativen für eine starke berufliche Bildung”. Como parte de la iniciativa “Chance Beruf”, el programa y las iniciativas del BMBF garantizan el gran valor y calidad de la formación profesional en Alemania.