Psicólogo - Salam Omer Mussttaf Al-Gailani

Persona retratada frente a una estantería, sonríe a la cámara con simpatía.
Salam Omer Mussttaf Al-Gailani

¡Estoy supercontento!


Gracias a la evaluación de mi carrera universitaria, ahora trabajo como psicólogo y puedo ayudar a otras personas.


Salam Omer Mussttaf Al-Gailani huyó de Irak en 2014 para refugiarse en Alemania. La evaluación de certificados a la que se sometió su licenciatura le ayudó a hacer realidad sus sueño de trabajar como psicólogo.


Nombre Salam Omer Mussttaf Al-Gailani
Edad 30
Profesión de referencia Licenciatura en Psicología
País de obtención del título Irak
Ejerce de Psicólogo

Para mí, la homologación supone...

... volver a empezar, ¡ya que ahora puedo construir un futuro aquí, en Alemania!


Mi consejo

¡Atreverse a dar el paso y luchar por ello!


En diciembre de 2014, cuando el iraquí Salam Omer Mussttaf Al-Gailani llegó a Alemania, lo único que sabía decir era «estación». «No sabía ni una palabra de alemán. En comparación con el árabe, todo es totalmente distinto, Me resultaba muy difícil y pensé que no aprendería nunca». Más de tres años después, no solo ha superado ese obstáculo, sino que, además, ha obtenido la evaluación positiva de su licenciatura en Psicología y ya tiene un empleo fijo.

El hecho de haberlo logrado se lo debe, sobre todo, a su iniciativa propia y su ambición. En dos cursos de idioma, primero este joven de 30 años consiguió dominar el alemán. El segundo paso consistió en presentar una solicitud de evaluación de certificados de su licenciatura ante la Oficina central de educación para extranjeros. De esta forma, aumentó considerablemente sus posibilidades en el mercado laboral alemán. A través de Internet, Al-Gailani encontró la información y los contactos que necesitaba. Con ayuda de sus vecinos (que lo apoyaron y asesoraron desde un primer momento), a comienzos de febrero de 2017 presentó sus documentos.

Mientras esperaba, no perdió el tiempo en absoluto. «Busqué posibilidades para hacer cosas mientras esperaba. Ya que no quería perder un tiempo precioso». Al final, Al-Gailani se matriculó en un curso virtual de la oficina especializada en «Asesoramiento y Cualificación» de IQ, en el instituto de investigación Forschungsinstitut Betriebliche Bildung (f-bb), que encontró durante sus búsquedas en Internet. La enseñanza de contenidos importantes para acceder al ejercicio profesional era la materia central de esta cualificación. Con una combinación de fases de autoaprendizaje, tutorías y cinco clases presenciales, Salam Omer Mussttaf Al-Gailani se convirtió en especialista en Diagnóstico, Didáctica sociocultural, Psicología del desarrollo y Asesoramiento y Coaching. «Eso me ayudó mucho, hacerlo fue muy importante».

En mayo de 2017 llegó la evaluación de certificados, que confirmó la equivalencia de la licenciatura en Psicología iraquí con la alemana. Con eso y con el certificado que acreditaba haber participado en el curso virtual, este joven motivado no solo se matriculó en un máster de Psicología en la Universidad de Ratisbona, sino que, además, solicitó empleo como psicólogo en toda Alemania. En febrero de 2018, le llegó una oferta de Neuss. En el recién inaugurado centro de refugiados, atenderá a las personas que viven en él. De esta forma, podrá extraer experiencias de la práctica en la psiquiatría y en la psicoterapia. Y también es algo personal. «Yo mismo llegue a Alemania en calidad de refugiado y estoy agradecido por el apoyo que he recibido. Mi sueño siempre fue trabajar con personas y ayudarlas. Ahora puedo devolverle a la sociedad lo que me ha dado».

Photo : © Portail « Reconnaissance en Allemagne »/BIBB : Robert Funke

La entrevista con Salam Omer Mussttaf Al-Gailani se produjo en diciembre de 2017. Obtuvo la evaluación de certificados por medio de la Oficina central de educación para extranjeros. El curso virtual para académicos/as lo ofreció el instituto de investigación Forschungsinstitut für Betriebliche Bildung (f-bb). El f-bb forma parte de la Red Integration durch Qualifizierung (IQ), promovida por el Ministerio alemán de Empleo y Asuntos Sociales (BMAS) y el Fondo Social Europeo (FSE).