Mecánico industrial - Kibrom Gebreyesus

Persona retratada sonríe de pie en un taller.
Kibrom Gebreyesus

Ha sido un largo camino.


¡Ahora puedo demostrar lo que sé hacer!


La falta de certificados y expedientes no supuso ningún obstáculo para la homologación de su título profesional: Con un análisis de cualificación, Kibrom Gebreyesus pudo demostrar que la formación profesional que cursó en Eritrea, su país de origen, era equivalente a la profesión alemana de Mecánica industrial.


Nombre Kibrom Gebreyesus
Edad 30
Profesión de referencia Mecánico industrial
País de obtención del título Eritrea
Ejerce de Mecánico industrial

Para mí, la homologación supone...

... poder trabajar en Alemania en una profesión que me divierte muchísimo.


Mi consejo

¡Asumir el desafío y tener paciencia!


En busca de una vida mejor y más segura, Kibrom Gebreyesus huyó de Eritrea, su país de origen, para llegar a Alemania cruzando el Mediterráneo. Su objetivo era empezar una nueva vida profesional con su formación, relacionada con la ingeniería mecánica: «Creía que podría ponerme a trabajar en Alemania nada más llegar. Al fin y al cabo, además de mi formación profesional, ya tenía varios años de experiencia profesional». Este joven de 30 años emprendió la homologación de su título profesional un año después de llegar al país.

En primera instancia, Kibrom Gebreyesus aprendió alemán en un curso de integración y alcanzó el nivel B2 en tan solo 10 meses. En enero de 2015, se puso en contacto con los asesores en materia de homologación de la Cámara de Comercio (Handelskammer) de Hamburgo. Como había huido de su país, no tenía certificados ni expedientes que acreditaran su trayectoria profesional. Estaba desesperado. «Intenté conseguir los documentos. Pero mi país está en guerra. Pensaba que nunca conseguiría la homologación». Pero para los refugiados que no pueden presentar los documentos por motivos creíbles, la Ley de Homologación de Títulos contempla un análisis de cualificación para poder demostrar que se posee la cualificación profesional.

En una conversación detallada, la Cámara de Comercio (Handelskammer) de Hamburgo se hizo una idea general de sus conocimientos profesionales. Después de presentar la solicitud de homologación ante la IHK FOSA, como órgano competente, Kibrom Gebreyesus intentó obtener otros certificados. Como sus esfuerzos no dieron frutos, la IHK FOSA le ofreció someterse a un análisis de cualificación. Durante el mismo, en noviembre de 2016, este treintañero demostró sus habilidades antes a una experta de la empresa Hamburger Wasserwerke GmbH (Hamburger Wasserwerke GmbH). «Se trataba de una prueba de trabajo para demostrar lo que se ha estudiado. Por ejemplo, tuve que convertir una bomba peristáltica manual en maquinal y realizar un control de funcionamiento». El resultado del análisis de cualificación se incluyó en el resultado global. El procedimiento de homologación concluyó con una resolución de equivalencia parcial con la profesión de referencia alemana de Mecánico industrial.

El treintañero compensó las diferencias fundamentales constatadas por medio de un curso de E-neumática y Técnica de control de tres semanas, además de una cualificación de adaptación de cinco meses en la compañía de reciclaje de Hamburgo (Abfallverwertungs-Gesellschaft Hamburg - AVG). Sus tareas incluían, entre otras cosas, el montaje/desmontaje de módulos maquinales y el mantenimiento, la inspección y la puesta en servicio de máquinas de producción. Con estos justificantes, Kibrom Gebreyesus pudo presentar una solicitud posterior ante la IHK FOSA y obtener la homologación total. Y no solo eso: A continuación, AVG le contrató como mecánico industrial. Desde entonces, es el responsable del mantenimiento de las máquinas en esta empresa. Kibrom Gebreyesus está orgulloso de haber aguantado hasta el final: «Me parecía imposible, pero mi vida ha cambiado mucho. Por fin puedo trabajar en mi profesión y me divierte muchísimo. La homologación forma parte de mi vida».

Fotografía: © Portal „Anerkennung in Deutschland“/BIBB: Robert Funke

La entrevista con Kibrom Gebreyesus se produjo en enero de 2018. Durante el procedimiento de homologación, obtuvo el asesoramiento y la ayuda de los asesores en materia de homologación de la Cámara de Comercio de Hamburgo y la IHK FOSA.