Fisioterapeuta – Andelina Budimir

Persona retratada frente a la recepción de un hospital, sonríe a la cámara con simpatía.
Andelina Budimir

¡Han cambiado tantas cosas!


Ahora tengo un empleo fijo y estoy contentísima con mi vida.


En 2014, la fisioterapeuta Andelina Budimir abandonó Croacia, su país de origen, para empezar una nueva vida profesional en Alemania. Desde enero de 2016 cuenta con la homologación total y con un contrato fijo en la Clínica Universitaria de Hamburg-Eppendorf.


Nombre Andelina Budimir
Edad 26
Profesión de referencia Fisioterapeuta
País de obtención del título Croacia
Ejerce de Fisioterapeuta

Para mí, la homologación supone...

... poder ejercer la profesión de mis sueños.


Mi consejo

Tener paciencia y seguir los consejos, ¡ya que de ellos se aprende mucho!


Andelina Budimir ha conseguido su objetivo. Trabaja en la Clínica Universitaria de Hamburg-Eppendorf como fisioterapeuta y está totalmente entregada a su trabajo: «Amo mi profesión y estoy contenta de poder ejercer por fin como fisioterapeuta en Alemania. He encontrado el empleo de mis sueños». Pero el camino recorrido para lograrlo no ha sido tan sencillo como esperaba. En Croacia, Andelina Budimir contaba con una formación profesional en Fisioterapia de cuatro años y había concluido un año de homologación en un hospital. Pero su país le ofrecía pocas perspectivas profesionales. En una visita a Hamburgo en 2013 concertó una cita con la Oficina Central de Homologaciones (Zentrale Anlaufstelle Anerkennung - ZAA) im Diakonischen Werk) de Hamburgo. En ella se informó de los pasos necesarios para la homologación de su título profesional extranjero en Alemania. Un año después, se mudó a Hamburgo, cerca de su tía. «No sabía ni una palabra de alemán y pensaba que era imposible aprenderlo. Pero me apunté al curso de B1. Cuando lo aprobé, ya estaba preparada para el próximo paso».

Esta joven de 26 años volvió a dirigirse al ZAA. Allí me ayudaron a solicitar la subvención de los costes de un curso especial de B2 al programa de becas del Ayuntamiento de Hamburgo. Para poder ejercer la profesión que había estudiado, necesitaba un permiso para el ejercicio profesional. Para lograrlo, en julio de 2014 presentó una solicitud de homologación ante la Agencia de Sanidad y Protección del Consumidor (Behörde für Gesundheit und Verbraucherschutz - BGV). Al examinar los documentos se constataron diferencias fundamentales entre la formación croata y la alemana. Para determinar las deficiencias con más exactitud, Andelina Budimir se sometió a una determinación de competencias. Recibió el resultado en abril de 2015 por medio de una resolución. También le recomendaron que se sometiera a una cualificación de adaptación para profesiones sanitarias (APQ) de seis meses en el Proyecto IQ de la Academia UKE de formación y empleo en la Clínica Universitaria de Hamburg-Eppendorf. (UKE-Akademie für Bildung und Karriere am Universitätsklinikum Hamburg-Eppendorf). Esta ambiciosa joven superó con solvencia las prácticas de adaptación, que se centraban en materias troncales dentro de las distintas aplicaciones pertenecientes a las áreas clínicas de la UKE y que también contenían clases clínico-prácticas y talleres. Fue tutelada por docentes especializados, mentores, profesores de alemán y compañeros. «Durante ese periodo aprendí muchos términos especializados en alemán. Y también cómo comunicarme y tratar con los médicos y los pacientes. Eso me ayudó mucho».

Para Andelina Budimir fue un tiempo de valioso aprendizaje, pero también puso a prueba sus nervios. «Sin homologación no podía ejercer mi profesión. Siempre pensaba en qué iba a hacer si no conseguía la homologación». Su preocupación era infundada. En enero de 2016 logró la homologación total y, un mes después, consiguió un empleo en una clínica de fisioterapia. Desde agosto trabaja en la Clínica Universitaria. Ahora relata con satisfacción: «Me sorprendió lo mucho que tardó todo el proceso, pero valió la pena el esfuerzo».

Fotografía: © Portal „Anerkennung in Deutschland“/BIBB: Robert Funke

La entrevista con Andelina Budimir se produjo en enero de 2018. Durante el procedimiento de homologación, obtuvo el asesoramiento y la ayuda de la Agencia de Sanidad y Protección del Consumidor de Hamburgo y de dos proyectos parciales de la Red IQ de Hamburgo - NOBI: la Oficina Central de Homologaciones (ZAA) de la Diaconía de Hamburgo y la Academia UKE de formación y empleo de la Clínica Universitaria de Hamburg-Eppendorf durante la cualificación de adaptación.