Mecánico de automóviles - Tayfun Tombul

Un hombre sonríe a la cámara frente a los coches de un taller
Tayfun Tombul

¡Por fin soy independiente!


Gracias a la homologación, puedo poner en práctica todas mis destrezas profesionales


Tayfun Tombul llegó a Berlín en 2011 procedente de Turquía para vivir aquí con su mujer. Tras una cualificación de adaptación en el marco del procedimiento de homologación, obtuvo la homologación total de su cualificación profesional turca en mecánica de carrocerías y piezas de vehículos.


Nombre Tayfun Tombul
Edad 29
Profesión de referencia Mecánico de carrocerías y piezas de vehículos
País de obtención del título Turquía
Ejerce de Mecánico de carrocerías y piezas de vehículos

Para mí, la homologación supone...

... ¡un futuro esperanzador! Es un paso más en mi desarrollo profesional.


Mi consejo

Hace falta tener paciencia y aguante. Si decides emprender este camino, tienes que aguantar hasta el final.


En agosto de 2011, cuando Tayfun Tombul llegó a Alemania, no tenía ni idea de cómo sería su nueva vida aquí. “Mi mujer, que también es turca, ya vivía en Alemania. La conocí aquí por medio de mi hermano y, de repente, me vi otra vez viviendo en Berlín”, relata este joven de 29 años entre risas.

No le preocupaba demasiado su futuro profesional. “Me sentía seguro, ya que poseo una cualificación técnica, por lo que no esperaba tener ningún problema para trabajar en Alemania”, recuerda Tayfun Tombul, que en su ciudad natal, Ankara, cursó una formación profesional de tres años en mecánica de carrocerías y piezas de vehículos. Después de obtener el título de oficial y, más tarde, de maestro en Turquía, trabajó cinco años en aquel país.

Poco después de empezar su nueva vida en Berlín, encontró un empleo en el sector del automóvil, pero solo en reparaciones. “Sin la homologación no encontraba ningún trabajo en el sector de la carrocería, aunque en realidad no lo necesitaba. Eso me frustró mucho. Ahora, con la homologación de mi cualificación, soy independiente de verdad y estoy preparado para el mercado laboral”, afirma Tayfun Tombul.

La recomendación de presentar la solicitud de homologación de sus certificados turcos vino de la mano de la oficina de empleo, que envío al joven de 29 años a la Cámara de artesanos de Berlín (HWK). La Cámara de artesanos asesoró a Tayfun Tombul y averiguó cuál era la profesión de referencia alemana más adecuada. La evaluación de los documentos concluyó que, para obtener la homologación total de su cualificación de oficial, debía realizar a una cualificación de adaptación. “El centro de formación en el que cursé dicha cualificación elaboró un plan de estudios personalizado. En el taller de aprendizaje aprendí las estipulaciones alemanes que, obviamente, no estudié en mi formación profesional turca”.

El mayor problema al que se enfrentó consistía en no poder trabajar mientras cursaba esta cualificación de cinco meses. Y es que si bien Tayfun Tombul obtuvo una ayuda económica de la oficina de empleo, se sentía frustrado, ya que no podía poner en práctica sus habilidades profesionales ni su entusiasmo en el mercado laboral. Gracias al apoyo de su mujer y a su enorme fuerza de voluntad, llevó a cabo la cualificación de adaptación con mucha motivación.

Una vez concluida, presentó el certificado obtenido en la Cámara de artesanos de Berlín. Otros tres meses después, Tayfun Tombul por fin tenía en sus manos la homologación total. Ahora trabaja en el ámbito de las carrocerías, es decir, con las responsabilidades que le otorga su cualificación. “A pesar de estar en un país extranjero con costumbres distintas, me siento mucho más seguro de mí mismo. Tengo éxito profesional y he conseguido demostrarme a mí mismo y a los demás que soy un profesional cualificado. ¡Eso me hace feliz!”.

La entrevista con Tayfun Tombul se produjo en noviembre de 2014.